APOSTOLADO DE LA VIRGEN PEREGRINA DE SCHOENSTATT

El Apostolado de la Virgen Peregrina de Schoenstatt tiene como fin colaborar con la Iglesia en la nueva evangelización del tiempo actual.

 Es un apostolado mariano, una gran visitación de María a nuestras familias, a nuestro pueblo, a todo el mundo. Es la misma Madre de Dios que quiere salir, caminar y visitar a todos sus hijos,  especialmente a los más necesitados. Ella camina en su pequeño Santuario Peregrino y quiere volver a dar a luz a Cristo en nosotros, los hombres de hoy.

Es un apostolado parroquial, en la iglesia, con la iglesia  y desde la Iglesia está al servicio de la nueva evangelización del mundo.

El Apostolado de la Virgen Peregrina es un medio de evangelización al servicio de la pastoral ordinaria, que quiere contribuir a la educación de muchos cristianos para que asuman una actitud misionera en su entorno y se comprometan con la tarea de la nueva evangelización a partir de la experiencia personal del amor de Dios. Se trata de llegar a todos los que acepten recibir la visita de Nuestra Señora de Schoenstatt, sean cuales sean sus circunstancias personales, sociales o económicas.

María llega hasta nosotros en su visita mensual para:

  • Invitarnos a rezar en familia y ayudarnos a consolidad nuestra unidad familiar;
  • Promover nuestra transformación interior y la conciencia de que por el bautismo, todos estamos llamados a ser apóstoles,
  • Activar nuestra pertenencia a la Iglesia por el contacto que se establece con la parroquia.

Desde la Secretaría Central de la Virgen Peregrina se ofrece a las familias una reflexión periódica de acuerdo al tiempo litúrgico correspondiente. La recibe el misionero y la incluye en la bolsa de la Imagen Peregrina.